Dolor: síntomas, causas y tratamientos

El Dolor

¡Dolor! Ese desagradable compañero. Si estás aquí, casi con toda probabilidad te duele algo. Tranquilo, has llegado al sitio apropiado. Te entendemos. Sabemos lo que es el dolor.

Sabemos lo desesperante que puede llegar a ser sentir dolor todos los días de tu vida.

Incluso el más mínimo dolor, cuando es continuo en el tiempo, puede acabar con tu calidad de vida.

Además, el dolor crónico suele dar pie a un círculo vicioso, en el que el dolor te lleva a hacer cosas que lo único que hacen es incrementar tu dolor, y que te sientas peor:

  • tomar calmantes
  • encorvar la espalda
  • cambiar tu pisada
  • huir de la luz
  • torcer el cuello.

En esta web intentaremos explicarte las causas de tu dolor, y trataremos de darte consejos y remedios para quitar el dolor.

Bienvenido a la comunidad de las personas que están hartas del dolor, y han decidido curarse. Y por supuesto, no dudes en preguntarnos todas las dudas que puedas tener. Estaremos encantados de responderte.

Bienvenido a Dolorde.net.

¿Qué es el dolor?

El dolor es una experiencia sensorial y también afecta a lo emocional, que puede experimentarse por todo ser vivo que disponga de un sistema nervioso central.

La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor lo define como:

Una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada con daño tisular real o potencial o descrito en términos de tal daño.

Tipos de dolor.

Existen muchos tipos de dolores que nos afectan en nuestro día a día, de manera distinta, con un tipo de dolor que puede durar de forma temporal y breve a un tipo de dolor que puede convertirse en crónico a lo largo del tiempo.

Depende del tipo de dolor que padezcamos, podemos determinar un posible tratamiento. El tipo de dolor se puede caracterizar en función de los siguientes factores, que son las propiedades del dolor.

Intensidad del dolor.

Depende del tipo de dolor lo clasificamos como leve, intenso o fuerte. Hay que tener en cuenta que si el dolor es intenso y se repite en el tiempo, se podrá realizar un diagnóstico.

Localización del dolor.

Se trata de determinar en que parte de nuestro cuerpo está localizado el dolor. Atendiendo a esta característica del dolor, podemos considerar dos grandes tipos de dolor:

  • Dolor somático: está producido por los receptores nociceptivos de la piel y las partes blandas, es decir, los músculos o articulaciones. Es un tipo de dolor que está normalmente bien localizado y es fácil definir en que parte del cuerpo se encuentra por parte del paciente que sufre ese dolor.
  • Dolor visceral: está provocado por los receptores nociceptivos pero en este caso, los que están localizados en una víscera. Normalmente está menos localizado y suele darse en partes del cuerpo donde el paciente lo describe en una zona profunda, además, cuando es agudo suele ir acompañado de vómitos, náuseas, sudoración o incluso taquicardias.

Algunas de las entradas que encontraréis en la web son: dolor de muelas, dolor de cabeza, dolor de amígdalas, etc.

Duración del dolor.

Aquí aparece el factor tiempo, si se trata de un dolor puntual y corto, o si se trata por otro lado de un dolor leve o intenso pero duradero en el tiempo.

Atendiendo a este factor, podemos clasificar el dolor en:

  • Dolor agudo: es un tipo de dolor causado por heridas o enfermedades de la piel, a través de estímulos nocivos. Es un dolor que por lo general tiene una duración breve, es decir, dura poco en el tiempo, y se puede relacionar por ejemplo como un dolor de muelas o dolor de encías.
  • Dolor crónico: suele durar más de tres meses, aunque normalmente se diagnostica si el dolor agudo persiste más de un mes. El dolor crónico tiene efectos psicológicos y fisiológicos sobre la persona que lo padece, y suele provocar un problema social. El dolor crónico, a diferencia del dolor agudo, ya puede definirse como una enfermedad en sí mismo.

En el siguiente vídeo, elaborado por la Sociedad Española del Dolor, se nos explican las principales características del dolor crónico.

Frecuencia del dolor.

Es la cantidad de veces que padecemos el dolor al cabo del día. Si estamos hablando de dolor de garganta por ejemplo, saber cuántas veces ha aparecido ese dolor y cuan separado en el tiempo ha estado.

Características del dolor.

No todos los dolores son iguales desde un punto de vista sensorial. Así, podemos sentir un dolor punzante, un dolor cólico o un dolor opresivo entre otros.

Atendiendo a la  etiología del dolor (causas de las enfermedades que nos afectan), podemos considerar dos tipos de dolor:

  • Dolor nociceptivo: está directamente relacionado con los receptores del dolor, es decir, cuando nos acercan algo que está muy caliente, o por ejemplo cuando nos pinchan con una aguja.
  • Dolor neuropático: el producido por alteraciones crónicas en las vías nerviosas o por lesiones. Suele describirse como un dolor continuo en el tiempo y se manifiesta a través de estímulos mínimos o prácticamente nulos.

Tratamiento del dolor

Dependiendo del tipo de dolor que padezcamos, podemos encontrar soluciones, remedios y tratamientos para cada uno de nuestros dolores más comunes. A su vez, cada tipo de tratamiento puede responder a una aproximación muy distinta a la medicina.

Tratamiento a través de la farmacología.

Es una terapia que consiste en proporcionar al paciente una serie de medicamentos para poder combatir el dolor.

Tratamiento a través de la medicina física.

Consiste en aplicar corrientes de distintas características y ondas de sonido para poder paliar el dolor.

Dentro de esta categoría también se puede incluir la manipulación directa (quiropráctica, fisioterapia, etc).