Dolor de rodilla

¿Has tenido alguna vez dolor de rodilla?

Si has llegado a esta página, probablemente la respuesta sea que sí, o que incluso lo estás padeciendo ahora mismo.

El dolor de rodilla es una dolencia bastante común en todas las edades. Hay varias causas que pueden provocar dolor de rodilla, pero en general va relacionada con algún tipo de actividad física practicada previamente.

El dolor de rodilla se puede presentar de forma repentina, o bien puede pasar de ser una molestia a convertirse en dolor de forma progresiva.

Vamos a explicar cada tipo de causa, los síntomas y cuáles son los tratamientos más recomendados.

Causas de dolor de rodilla

Un dolor en la rodilla puede ser debido a diferentes causas. En esta entrada vamos a tratar fundamentalmente las siguientes:

Dolor de rodilla causado por artrosis

Es posible que sea la causa de dolor de rodilla más común, pues los factores que favorecen esta enfermedad son:

  • la edad
  • la obesidad
  • y la predisposición genética a sufrirla.

Varios estudios indican que una de cada 10 personas mayores de 40 años padecen de dolor de rodilla por culpa de la artrosis.

La artrosis es una enfermedad degenerativa que hace que el cartílago de las articulaciones se vaya desgastando.

Este desgaste hace que la protección entre los huesos de las articulaciones no sea suficiente, deje de funcionar, y éstos se rocen. Este roce es el que provoca el dolor.

Dependiendo de donde se localice el dolor en la rodilla tendremos diferentes tipos de artrosis:

  • si el dolor se localiza en un lateral es llamada artrosis unicompartimental.
  • y si solo se encuentra en la parte baja de la rótula es llamada artrosis femororrotuliana.

Síntomas de la artrosis de rodilla.

El síntoma más común es el dolor, presentado como dolor agudo.

Es una enfermedad cuyos efectos se van notando a lo largo del tiempo y va por diferentes etapas:

  • Inicialmente solo se siente dolor tras realizar una actividad física o pasar mucho rato de pie. Este dolor desaparece al hacer reposo.
  • Con el tiempo, el reposo no alivia totalmente el dolor, de manera que se tiende a realizar menos esfuerzos con las rodillas para evitar el dolor. Esta acción provoca que los músculos de las piernas se debiliten.
  • Cuando la enfermedad está en un estado muy avanzado, incluso estando sentado, se puede sentir dolor o rigidez en las rodillas, haciéndose difícil levantarse.

Tratamiento del dolor de rodilla por artrosis.

Desgraciadamente esta enfermedad no tiene cura a día de hoy.

No obstante existen varios tratamientos enfocados en minimizar el dolor, y desacelerar el desgaste del cartílago. Existen tratamientos quirúrgicos de implantes de cartílagos artificiales.

De todos modos, la mejor opción es que consulte con su médico para confirmar el diagnóstico y le programe un tratamiento personalizado.

Dolor de rodilla causado por una inflamación

La inflamación de la rodilla puede estar causada por la inflamación de la articulación ( artritis ), inflamación de los tendones ( tendinitis ) o por la inflamacion de la bursa ( bursitis ).

Artritis de rodilla.

La artritis es la inflamación de una articulación. En general, sufrir artritis acaba repercutiendo en la degradación del cartílago, el cual ayuda a mover con suavidad la articulación y lo protege.

Este daño se produce porque se inflama la membrana sinovial ( revestimiento de la articulación ) que libera unas sustancias químicas que dañan el cartílago.

El desgaste del cartílago hace que los huesos se rocen y cause dolor. También es común que se acabe sufriendo de rigidez en la articulación.

Causas de la artritis

Las causas más frecuentes de artritis son por enfermedades autoinmunitarias, fractura ósea, desgaste y deterioro de las articulaciones, y por infección general o por bacterias.

Síntomas de la artritis

Los síntomas de artritis en una articulación son muy característicos:

  • Inflamación ( hinchazón ) de la articulación
  • Dolor en la articulación
  • Rigidez y movimiento limitado de la articulación
  • Calor y color rojizo de la articulación

Tratamiento para la artritis

En general, cuando la causa de la inflamación desaparece, ésta también suele desaparecer. No obstante, muchos de los tratamientos van orientados a minimizar el dolor y la inflamación.

Otros tratamientos que pueden ser útiles son sesiones en fisioterapias, y evitar las actividades físicas que fuercen la articulación.

Tendinitis

La tendinitis es la inflamación o irritación de un tendón, en este caso de los tendones de la rodilla. Los tendones son un elemento elástico que une el músculo con el hueso.

Causas de la tendinitis

Las causas más comunes de tendinitis son por lesión, por sobrecarga o por el desgaste producido por la edad. Hay otras enfermedades que afectan a todo el cuerpo que pueden causar tendinitis, como la diabetes o la artritis reumatoide.

Síntomas de la tendinitis

El dolor de la tendinitis es bastante característico. Normalmente suele doler cerca de la articulación, dolor localizado en la zona de los tendones de la articulación, en este caso de la rodilla.

El dolor persiste por la noche y empeora tras realizar alguna actividad o tras el movimiento.

Tratamiento para la tendinitis

Hay dos objetivos del tratamiento, por un lado se busca reducir el dolor y la inflamación, usando antiinflamatorios.

Por otro lado, se busca inmobilizar o evitar esfuerzo de los tendones, para que éstos se puedan recuperar correctamente y para permitir que la inflamación baje más fácilmente.

Bursitis

La bursa, es un saco de líquido que actúa como amortiguador entre las articulaciones, tendones y músculos. La bursitis es la inflamación de este saco.

Causas de la bursitis

La causa principal de bursitis es por la sobrecarga. Especialmente cuando se aumenta la intensidad de la actividad física, o por sobrepeso, las rodillas sufren mucho más.

Otras causas de bursitis son por traumatismos, infecciones y artritis reumatoide. Hay otros casos en los que aparece y no se conoce muy bien la causa.

Síntomas de la bursitis

El síntoma más visible es la hinchazón y el enrojecimiento sobre la articulación. También se siente rigidez en la articulación y dolor al movera.

Se tiene especial sensibilidad en la articulación, en nuestro caso la rodilla, y suele doler alrededor de esta.

Tratamientos para la bursitis

Los tratamientos más comunes son los antiinflamatorios, la fisioterapia y la extracción de líquido en algunos casos.

Es importante evitar las actividades que impliquen mover la rodilla de forma repetitiva. Pero para persinalizar y para adecuar a su caso el tratamiento, recuerde que siempre debe consultar con su médico.

Dolor de rodilla causado por dislocación de la rótula

La rótula es el hueso de forma triangular que cubre la rodilla por la parte delantera. La dislocación de la rótula es cuando este hueso sale de su sitio, generalmente hacia el exterior de la rodilla.

Causas

Generalmente la dislocación de rótula viene dado por un cambio súbito en la dirección de la pierna al correr o realizando otro tipo de ejercicios de movimientos bruscos y con cambios de dirección como el fútbol, básquet o el balonmano.

También se puede dislocarla rótula tras una lesión en la rodilla. Por ejemplo tras un golpe, la rótula podria dislocarse.

Síntomas

Los síntomas son hipermovilidad rotuliana ( puedes mover la rótula hacia los lados con facilidad ), la rodilla parece deformada, la rodilla se flexiona pero no se puede enderezar, sensibilidad y dolor de rodilla, especialmente las primeras veces que se disloca.

Tratamiento y prevención

Tras la dislocación de la rodilla lo primero que se debe hacer es estirar la pierna, y en caso de que no se pueda, estabilizarla utilizando una férula. Después de estos primeros auxilios, es importante buscar a un médico, que confirmará la lesión mediante la observación y muy probablemente tras estudiar una resonancia magnética que además indicará si ha habido lesiones en el cartílago como consecuencia.

Tras recuperarse, es común acudir a un fisioterapeuta que le ayudará a fortalecer los músculos de la zona y a recuperar movilidad. Solo en casos muy graves se requiere de cirugía.

La mejor manera de prevenir es teniendo las rodillas fuertes y flexibles, y siendo consciente del tipo de deporte que se realiza evitando esas maniobras peligrosas.

Dolor de rodilla causado por un esguince

Un esguince de rodilla es la ruptura de los ligamentos o cuando estos se estiran demasiado. Los ligamentos son unas tiras formadas por unas fibras flexibles y fuertes que unen los músculos con los huesos. Estas fibras se encuentran alrededor de la articulación, para ofrecer la movilidad a ésta.

Causas de los esguinces de rodilla

Genralmente las situaciones en las que se fuerzan demasiado a los ligamentos para que se estiren demasiado o lleguen a romperse, es tras la torcedura de una articulación, o forzar ésta a adoptar una posición antinatural.

Síntomas de un esguince de rodilla

Los síntomas más comunes son la rigidez de la articulación, hinchazón, dolor de la articulación o dolor muscular y cambio de color de la piel o equimosis ( sangrado por debajo de la piel ).

Tratamiento para un esguince de rodilla

Lo recomendable es en primera instancia reducir la inflamación tras la lesión aplicando hielo, y luego se busca inmobilizar la articulación por unos días, para que los ligamentos se recuperen. Para esguinces leves son entre 5 y 10 días, y para esguinces graves durante varias semanas debe estar inmobilizada la articulación.

Puede tomar ciertos medicamentos para calmar el dolor como ibuprofeno, pero siempre mejor bajo la supervisión de un médico.

Solo en casos muy graves, en casod e ruptura total de los ligamentos, sería necesario la intervención quirúrgica.

Causado por desgarro del cartílago

El cartílago es un tejido encargado de absorver la tensión y hace de amortiguador entre los huesos de la rodilla para que estos rocen. Está hecho de un material con capacidad autorregeneradora limitada, y tras sufrir una lesión grave, le es muy difícil regenerarse.

Causas del desgarro del cartílago

Las causas más comunes de desgarro del cartílago o ruptura de menisco son por torcedura o flexión exagerada de la articulación de la rodilla.

Síntomas de desgarro del cartílago

El síntoma más característico es quizas, el sonido seco que se puede escuchar tras el desgarro del cartílago.

Otros síntomas muy característicos son el dolor de rodilla al caminar, sentir un pellizco recurrente en la rodilla al moverla, dificultad para ponerse en cuclillas e hinchazón en la articulación de la rodilla

Tratamiento para el desgarro de cartílago

Los tratamientos están orientados a minimizar la hinchazón y el dolor de la lesión. Para ello se usan antiinflamatorios y calmantes de dolor.

También, el tratamiento está orientado a proteger la articulación mientras sana, para ello en muchos casos se suele inmovilizar la articulación de la rodilla.